Textos que iluminan con música y juegos

May 8, 2022 | Una manera de hacer | 0 Comentarios

-por Marcelo Melo para El Buen Vivir- Hace unas semanas, la librería radatillense Garza Viajera promovió un encuentro entre literatura, artistas y niños. Estuvimos presentes para entrevistar a la pareja que integran el grupo El Sonido de los Libros. Es domingo a la mañana, el encuentro se da en la librería Garza Viajera de Rada Tilly, espacio que promovió un encuentro […]

-por Marcelo Melo para El Buen Vivir-

Hace unas semanas, la librería radatillense Garza Viajera promovió un encuentro entre literatura, artistas y niños. Estuvimos presentes para entrevistar a la pareja que integran el grupo El Sonido de los Libros.

Es domingo a la mañana, el encuentro se da en la librería Garza Viajera de Rada Tilly, espacio que promovió un encuentro entre la literatura, los niños y artistas. Allí, en el local de calle Chiriguano 355, asistimos a la actuación del dúo uruguayo, quienes durante hora y media entregaron una simbiosis colosal: la que se dio entre obras escritas para niños, la música y el canto.

Sus integrantes, Gabriela Mirza, uruguaya, dedicada a crear literatura y voz cantante; y Santiago da Rosa, argentino, guitarrista, provocaron el deleite de niños, niñas, madres con sus bebés y algunos padres.

Ante El buen vivir comenzaron narrando que no solo se dedican a incorporarle melodías a obras propias, sino también a la de otros autores. “Lo más importante, para nosotros, es intentar no forzar, sino acompañar el interés natural de los bebés. Entonces, el repertorio es muy variado pues tenemos textos musicalizados por nosotros, como El Cocorococó, libro con texto de Didi Grau e ilustraciones de Christian Montenegro, como Aquí también, de Paula Frankel”.

Prosiguieron contando sus expectativas, ante un hecho de gran envergadura que se da en el país vecino: en Uruguay se avecina el Día del Libro Nacional, “que nos multiplica el trabajo, es una alegría encontrarse con muchas labores en centros educativos, culturales, librerías, etc”, comentaron con mucho entusiasmo.En el largo plazo, detallaron un gran anhelo a realizar: “deseamos concretar la producción del próximo disco, que reúne un trabajo que elaboramos desde hace años. Tomamos la obra de la poeta uruguaya Mercedes Calvo, para musicalizarla”.


Cuéntennos la historia del dúo, cómo se fue conformando, de un lado y otro de la orilla del Río de la Plata.

«El Sonido de los Libros lo iniciamos hace diez años. Somos pareja hace doce y cuando nació nuestra hija Ámbar a raíz de una formación de mediación lectora con IBBI México (Bibliografía especializada en literatura infantojuvenil), empezamos a trabajar en bebetecas.

Estos talleres que, en principio, fueron con poquitos bebés y sus referentes, nos conmovieron. Teníamos nuestros recorridos musicales en la docencia y también en lo literario. Es así que, al compartir libros con bebés, entre ellos con nuestra hija, la guitarra llegó sola, casi sin pensarlo. Cuando nos quisimos acordar, ya estábamos musicalizando libros de varias y diversas maneras. Desde ese momento una cuestión nos llevó a la otra por lo que hoy el dúo tiene muchas facetas pero sentimos que nuestro fuerte fue el origen: una ronda de bebés, una guitarra y una canasta de libros con voz.»

¿Cómo se da en el espectáculo esa singular combinación entre música, teatro y literatura…?

Eso tiene que ver con la formación y recorridos personales, que se conjugan en la propuesta. En mi caso (Gabriela) estudié teatro y danza, desde muy joven. En tanto, Santiago, estudió guitarra, desde niño. Por otro lado, en 2012, publiqué mi primer libro de literatura infantil. Así comienza un camino, muy tranquilo, de escribir literatura infantojuvenil. En este momento tengo cuatro libros publicados: Tomasa; Javier,Juan y yo; Pompas; y Las cinco cuadras.

Es difícil, para nosotros, separar las distintas disciplinas artísticas, que se cuelan en nuestras propuestas, siempre circulan entre libros, música e infancias. ¿Qué no entra en la palabra infancias, en la palabra libro? Todo disponible para jugar y dialogar.

En la función actuaron, y en gran forma, frente a los pequeños, y vaya que los mantuvieron expectantes, ¿Qué es importante a la hora de actuar para un público infantil?

«Nosotros llevamos una muy variada cantidad de opciones: libros musicalizados, que tienen diferentes tímbricas, propuestas, ritmos, ilustraciones, formatos, diversas características en los textos, etc. A este material los llevamos para poder captar la atención de los bebés y así, adaptarnos a lo que pensamos necesario en cada momento. Cada taller es único y la secuencia de libros/canción dependerá siempre de la realidad, de la atención de los que vinieron ese día.Trabajamos asimismo con libros sin texto que los vinculamos con una canción en un diálogo creado por nosotros. Es el caso de la canción Ramito de jazmín de Fernando Cabrera o con el libro En el jardín de Annette Tarmarkin. En otros casos, una canción interviene en lugares puntuales de texto, como hacemos con el libro Mamá, de Mariana Ruiz Johnson y con la canción Un canto para mamá, de Eduardo Mateo.»

¿Qué balance hacen a la hora de analizar lo ocurrido en estas tierras patagónicas?

«Fue muy conmovedor. Ahora, con unas semanas de distancia, ya extrañamos el cálido recibimiento con el que la librería Garza Viajera, de Marco Aurelio Vilches y Ana Mozzoni, nos acogió y vehiculizó nuestra propuesta, con Collage y Estación Talleres Kilómetro 5, en Comodoro Rivadavia; con la librería Las pibas, en Sarmiento, con un único objetivo: el placer de compartir. Si bien somos de hacer este tipo de quijotadas con propuestas que queremos multiplicar, no deja de emocionarnos recibir tanto cariño, tanto compromiso con el inmenso valor del disfrute que tiene para nosotros aportar a la infancia.Desde antes de la pandemia teníamos planeado este viaje así que se imaginarán que era un momento muy deseado. Nos desbordó el entusiasmo por las expectativas que teníamos y fuimos ampliamente compensados. Nos vamos con ganas de volver siempre con el vuelo de las garzas.»

¿Qué análisis hacen de la escena, de Colonia en particular y Uruguay en general?

«Con respecto al trabajo hacia la infancia, el acceso a la cultura como derecho básico, entendemos que seguimos en un deber enorme. Los apoyos siguen siendo pocos. Las propuestas que creemos valiosas, son voluntades individuales o de colectivos pequeños, que hacen las mil y una para poder proponer y no hundirse en el intento. Intentos llenos de trabas, no sólo económicas sino que las más graves son las trabas burocráticas para llevar adelante cualquier iniciativa aunque sea honoraria. Por suerte aparece gente maravillosa que a fuerza de voluntad y lidiando con la indiferencia general propone ofrecer un mimo a la infancia con la convicción de saber lo importante de cada acción.»

¿Qué les espera en el corto y mediano plazo?

«Estamos muy contentos de compartir nuestro último disco: De upas y trotecitos, grabado en diciembre del cual seguimos recordando el proceso de composición y grabación con mucha emoción. Fue un trabajo hermoso que contó con apoyo del Instituto de Música lo que nos permitió el placer de tener en la producción musical a Pedro Rossi (argentino, músico, compositor y productor). El disco propone un recorrido por ese primer tiempo de bienvenida a los bebés que llegan: se trata de canciones para jugar, otras para sentir, se suman composiciones para acompañar a los bebés y sus familias. Es un trabajo que hicimos con muchísimo cariño y que deseamos multiplicar.

Es nuestro segundo disco y en este caso quisimos partir de las canciones y luego ir al libro en un proceso inverso al que antes trabajamos. Veremos cómo sigue ese proceso. Por ahora está disponible en las plataformas digitales. En el largo plazo: deseamos concretar la producción del próximo disco, que reúne un trabajo elaborado hace años. Tomamos la obra de la poeta uruguaya Mercedes Calvo para musicalizarla. Este material es muy querido por nosotros pues admiramos a esta autora y buscamos que su obra llegue a otros pequeños oídos. El proceso del disco deseamos hacerlo con el mismo equipo de trabajo y también poder grabarlo en el mismo estudio del disco reciente: Bicho Eléctrico, de Santiago Montoro. Estamos cruzando los dedos con la paciencia e intensidad que nos enseña el trabajo con bebés.»

https://www.facebook.com/100825861841140/videos/1729428234068414

@el_sonido_de_los_libros

https://www.instagram.com/el_sonido_de_los_libros/?hl=es-la

https://www.youtube.com/channel/UCOnt5_nDqT_qniJVhmI-BDQ

https://www.facebook.com/gabriela.mirza.5/

https://www.facebook.com/De-upas-y-trotecitos-104099978694841/

El Buen Vivir
El Buen Vivir

Agua

ORIGEN

ORIGEN

Hay tiempos y lugares que estuve y que recuerdo,otros que imagino porque nunca estuve…otros que habiendo estado, no los recuerdo…y otros que...

“Mar de Lejos”

“Mar de Lejos”

Allá por el año 2008, estudiaba en Buenos Aires y extrañaba mucho el mar y por lo tanto lo pintaba… Son miles los kilómetros que separan la tela de...

Fuego

Un fotógrafo detrás de una quimera

Pepe Pugni, profesional de la imagen comodorense, está detrás de una intensa búsqueda: hallar a tres niñas protagonistas de una foto, que plasmó...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *